A la hora su práctica efectiva, la pedagogía es la ciencia sin datos.

La ciencia de la anécdota, la ciencia de la opinión, la ciencia de la falacia de autoridad.

Una pseudociencia, bah.

Y aclaro antes de que se enojen, que entiendo que hay investigación pedagógica seria y científica.

Mi punto aquí es que esa investigación nunca llega a las aulas.

En ellas, la pedagogía es poco menos que un culto esotérico con supuestos más o menos arbitrarios y sin sustento.

Una de las características definitorias de la pseudociencia es la preeminencia de la teoría por sobre los datos.

Eso es lo que pasa en las aulas todos los días: se trabaja en base a diagnósticos que nadie cuestiona, y que no tienen basamento fáctico alguno

Es más, se cuestiona y ataca fuertemente cualquier intento de recopilar datos reales acerca del rendimiento de los estudiantes.

Cualquier tipo de examen estandarizado es dilapidado inmediatamente por estudiantes y docentes, porque pone en evidencia la gran pantomima que es todo

La facultad organiza su curso de ingreso en base a hipótesis que nadie se molestó, a lo largo de décadas, en comprobar.

1. Que "el problema es la deserción"

2. Que "la deserción se produce porque el estudiante no se adapta al nuevo ambiente universitario"

1. ¿Por qué sería la deserción un problema?

¿Qué tiene de malo que, en un sistema con ingreso irrestricto y gratuidad universitaria, los jóvenes prueben comenzar una carrera, y luego comprueben que no les gusta?

Sin duda algo bueno se llevan igual de su paso por la universidad

En su secreto afán por justificar cargos y presupuesto, los defensores de la permanencia son, en el fondo, opositores a la gratuidad y al ingreso irrestricto.

Pensémoslo bien ¿por qué otra razón queremos una universidad abierta y gratuita, sino garantizar el derecho a "probar"?

2. ¿Por qué se produce la deserción?

Cualquiera que haya dado clases en primer año sabe que, al menos en áreas de ciencias exactas, el gran filtro es el primer parcial.

Más de la mitad de los que lo rinden, no se presentan al siguiente.

Follow

Hasta el primer parcial, los estudiantes repiten sin mayor modificación el ritual del secundario:

Asisten a clase y miran al profesor mientras su mente divaga, asintiendo sin entender.

Porque *no saben entender*

En el primer examen, la realidad los noquea y los saca del juego.

El examen hace inescapable la carencia absoluta de conceptos básicos de la educación secundaria

O al menos eso es lo que creemos los docentes de física de primer año.

La Facultad en cambio basa su curso de ingreso en la premisa de que "el estudiante no se adapta al ambiente".

¿Quien tiene razón?

Bueno, el año pasado los docentes de física propusimos un experimento: armar un taller de ingreso bajo la premisa de que a los estudiantes les faltan contenidos básicos de matemática

-Manipulación algebraica
-Resolución de ecuaciones
-Trigonometría
-Vectores

La Facultad se opuso a la realización del taller y nos boicoteó de mil formas

Los argumentos incluían citas al maestro trosco de tuiter, y sugerencias de que a Fisica 1 le sobran contenidos.

El paroxismo fue una discusión a los gritos entre un servidor y el "espacio pedagógico"

Lo hicimos igual, contra la voluntad del Dr. Figuretti, decano de la institución, y de su "espacio (al)pedagógico"

Los excelentes docentes que pusimos a cargo hicieron un informe con los resultados del taller de ingreso.

Son lapidarios y demuestran, con datos, nuestra hipótesis

El taller se centró en los conocimientos de matemáticas que creemos fundamentales y no se adquieren en el secundario

-Manipulación algebraica
-Resolución de ecuaciones
-Vectores
-Trigonometría

Fueron 11 clases

Se tomó un examen al principio, previo al taller, y uno al final

La comparación entre los resultados del examen previo al taller y los del examen posterior al mismo es clara.

Demuestra entre otras cosas que a los estudiantes les cuesta muy poco adquirir esos conocimientos y levantar el muerto que arrastran desde el colegio

Deja claro que exponer a los ingresantes a contenidos en su primera semana en la facultad, lejos de ahuyentarlos, los estimula.

Después de todo son ingresantes a ciencias exactas, personas inteligentes y motivadas que *disfrutan* de las matemáticas

Como nos gustan los datos, pedimos al excelente equipo a cargo del taller que realizara un seguimiento de los ingresantes a lo largo del año.

El equipo comparó los resultados en el primer parcial de los estudiantes que tomaron el taller con los de quienes no lo hicieron

El porcentaje de aprobados, en primera fecha y en total, entre los que tomaron el taller es remarcablemente mayor que entre quienes no lo tomaron.

Nuestra hipótesis de trabajo sale fuertemente fortalecida: a los ingresantes les faltan contenidos, y eso hace que les vaya mal

La hipótesis del "espacio pedagógico" queda sin sustento:

No es un problema de adaptación, con lo que eso signifique, lo que hace que se abandone la carrera, sino de conocimientos previos

Y ¿a que no saben que?...

La Facultad se opone a que repitamos el taller este año

En fin...

La necedad y la charlatanería resuenan muy bien con el discurso pedagógico, transformando una ciencia fascinante en una nube de pedo pseudocientífica...

Fin del rant...

Sign in to participate in the conversation
mastodon.cloud

Generalistic and moderated instance.