No es por nada pero la expresión ‘Cállate la jeta’ La veo más interesante que un ‘Achántate la boca’.

Queridos fans, lamento comunicarles que la Telenovela ‘La Reina del Flow’ Está super de interesante, pues.

Aunque no escriba mucho sigo por aquí, lo que pasa es que no ando muy ocurrente últimamente, estoy algo disperso mentalmente, pero os leo a ratitos.

Guardo siempre a alguna bolsa de basura en casa, por si me visita alguien ofreciendo a algún que otro servicio y así pedirle educadamente si me la puede ir a tirar.

Pedirle al comercial de la luz que aproveche y vaya a tirar la basura, no tiene precio señores.

Escaquearte de sacar la basura, es más arte que la Capilla Sixtina

Lo bueno que me llevé ese caluroso verano de mis tiempos de buen ver es, que trabajé muy duro en un bar, rompí una gran cantidad de botellas por ser patosa de serie, risas, el poder de sacar de quicio a la gente sin abrir la boca y una moto, me puto amo.

No sabéis lo difícil que es trabajar en un bar y el esfuerzo que tiene que hacer uno para poder tolerar a tanto subnormal, ni idea tenéis.

No os lo he contado, pero ese verano trabajando en el Bar del Faustino le doblé la clientela no por estar buenorra ni nada de eso sino porque me bajé la discografía de ‘Los Chichos’ Y les cree un ambiente muy zen, sí.

Situación sentimental: Atragantándome con un plátano.

A ver que todo tiene una explicación, mi jefe el Faustino estava casado y me contrató un verano a trabajar en su bar para poderme pagar la moto mirad si era buen jefe que con la de botellas buenas de bebida que le rompí me pago de más para que me pudiera comprar la moto y no volviera nunca más.

El Faustino de mi barrio me enseñó lo que era un Destornillador recalcándome que otra cosa no me podía enseñar,
pero de drogas, bebida y putas de mi zona que follaban bien sabía un rato, qué gran jefe era de verdad.

No me digáis que no sabéis qué cojones es un Destornillador porque os parto la crisma en siete, so garrulos.

El dinero da la felicidad si tú marido está bueno es inteligente, guapo, elegante, educado y sabe follar muy bien evidentemente cómo en mi caso, sino no hubieseis nacido difíciles de mirar, so pencas.

La cara que ha puesto el flipado del camarero winstrolero cuándo le he pedido un destornillador con zumo de naranja natural colado y sin grumitos, no está pagado os lo juro.

No sé si pajearme, emborracharme o darme de cabezazos contra la pared.

Os voy a dar la noche y a confesaros con la mano en el corazón, que sois mis mejores amigos y os quiero mucho, hijos de puta.

Apartad, que la gente de alto nivel económico por no llamarlos podridos de dinero a más no poder, beben Martini blanco para bajar la cena y no un destornillador en vaso de tubo cómo dios manda.

Ya están los descampados llenos de flores y las cabezas de tonterías.

Show more
mastodon.cloud

Generalistic and moderated instance.